Nuevas Regulaciones a Empresas Offshore

La Asamblea Nacional de Panamá promulgó la Ley 52 de 27 de octubre de 2016 que crea la obligación de mantener registros contables para todas las personas jurídicas constituidas en Panamá (Sociedades Anónimas, Sociedades de Responsabilidad Limitada y Fundaciones de Interés Privado).

Esta nueva normativa entro en vigencia a partir del 1 de enero de 2017, y obliga a las personas jurídicas constituidas en Panamá a llevar registros contables y mantener su documentación de respaldo. Los registros contables pueden ser llevados en la República de Panamá o en cualquier otro lugar, según lo determine el organismo de administración de la sociedad. Si los registros contables y la documentación de respaldos son mantenidos en lugar distinto a la oficina del Agente Residente, el cliente deberá suministrar por escrito a su Agente Residente:

  1. Dirección física donde se mantienen los registros contables y documentación de respaldo.
  2. El nombre y datos de contacto de la persona que los mantiene bajo su custodia.

La citada norma define registros contables, como aquellos datos que indiquen clara y precisamente las operaciones comerciales de las personas jurídicas, sus activos, pasivos y patrimonio que permitan determinar su situación financiera, así como preparar los estados financieros de dicha persona jurídica.

Sobre la documentación de respaldo, la ley hace referencia a los contratos, facturas, recibos o cualquier otra documentación necesaria para sustentar las transacciones realizadas por cada persona jurídica.

Los registros contables deberán ser llevados por un periodo no menor a cinco (5) años, los cuales podrán ser exigidos por la Dirección de Ingresos del Ministerio de Economía y Finanzas a través de los agentes residentes; estos registros contables pueden ser llevados manual o electrónicamente, y no es obligación autorizarlos o habilitarlos en entidades estatales.

« X »